Alvaro Guzmán y sus mosaicos de plástico

image4

¿Cuéntanos un poco sobre ti, dónde vives, en qué trabajas, cómo es un día normal en tu vida?

Antes de nada felicitaros por las vibraciones que transmitís y la buena labor que hacéis y agradeceros el interés por la mía, compartimos objetivos.

Nací en Madrid y aún viviendo allí, mi espíritu estaba dividido en dos partes, una de ciudad y otra de la mar, de la que me enamoré siendo niño.

He vivido en un mundo urbano/laboral de publicidad y fotografía (estudié ambas), producción y música. Más de noche que de día.

El año pasado hicimos un “stand by” con la banda de rock en la que llevaba embarcado viajando, tocando los últimos 9 años, The Right Ons, y decidí dar un cambio importante; dejar la ciudad, mi gente, mi familia, el tráfico, la polución, la superficialidad, la desconexión para venir a vivir a mi lugar favorito,  la más oriental de las Islas Canarias, Lanzarote, un lugar mágico de océano y de volcanes. Hacía muchos años que anhelaba vivir aquí.

Me levanto, veo el mar y después mis días son diferentes, tranquilos e intensos, completos y con luz; hay días más normales que otros. Ahora  vivo en un pequeño pueblo de pescadores con muy buenas olas en una zona semi-salvaje de la isla. Trabajo como asistente en producciones fotográficas o instructor de surf, entre otras cosas.

¿Cuándo comenzaste a realizar tus creaciones y que tratas de comunicar con ellas? Por qué piensas que tu arte es importante?

El año pasado, al poco de llegar a la isla, trabajando en una producción de fotos para Turismo de Canarias en la fundación “César Manrique” y mirando uno de sus murales, se me despertaron las ganas de distribuir colores yo mismo.

César ha sido una figura clave para la conservación de la isla. Fue un artista/arquitecto que daba prioridad a la naturaleza antes que a la acción artificial del hombre por lo que promovía el respeto y la sostenibilidad con el medio ambiente y ahora Lanzarote forma parte de la Reserva de la Biosfera. https://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%A9sar_Manrique

Días más tarde, dando una clase de surf en la playa local me di cuenta que había miles  de colores en la arena. Eran microplásticos. Así que pensé en recogerlos e intentar hacer algo bonito de algo feo.

Comencé sin ninguna pretensión, limpiar al menos un pequeño porcentaje de lo que yo mismo he podido generar (y genero); después me di cuenta que las obras gustaban y que era un buen medio para comunicar el problema al que nos enfrentamos.

No sé si mi arte es importante; creo que es importante el mensaje que transmite y es importante a nivel personal, porque materializo ideas.

Si podemos hacer este tipo de cosas con los restos de la basura que generamos, qué podríamos hacer con nuestra Buena Intención como materia prima?

Los restos plásticos que llegan a las costas Canarias llegan de todas las partes del mundo y acaban encajadas unas con otras; la unión hace la fuerza y necesitamos personas con una filosofía similar por todo el planeta y unirnos para ver resultados.

¿Cuál es el proceso para crear una de tus piezas?

Voy recogiendo los plásticos de la playa o las rocas de diferentes lugares e islas. Algunos amigos ahora también hacen aportaciones de lo que encuentran.

Luego los limpio y a veces separo. Visualizo la estructura básica o concepto de la obra y luego pequeñas historias van sucediendo según adhiero cada fragmento.

Realmente hacer estos mosaicos me recuerda a cómo se va componiendo el puzzle de nuestras  vidas. Alguna vez te ha sucedido que la pieza que creías perfecta no encaja de ninguna manera? y que, al contrario, la que menos esperabas, es la pieza clave? Algunas son puramente estéticas, otras pasan desapercibidas, algunas sirven de soporte para otras, también están las que le dan significado a las cosas, etc… Vamos colocando esas piezas como cada uno piensa que es mejor en su vida.

Suelo colocar unas 25 piezas a la hora. y tienen un tamaño desde menos de  0,1 cm hasta 15 cm

¿En que proyectos estas trabajando en el momento ?

Actualmente estoy “plastificando” una boya marina que encontré en unas rocas cerca de donde vivo. He pensado que es interesante que el propio soporte de las obras sea también un elemento contaminante sacado del mar (comencé utilizado lienzos de cartón reciclado) y el efecto que busco a través de este tipo de soportes es simular (con los microplásticos) la vida marina que se adhiere a todo lo que flota en el mar durante mucho tiempo; por eso estos elementos están cubiertos de colores únicamente por una de sus caras.

Ahora también estoy desarrollando un proyecto para rodar un cortometraje de un guión que he creado abordando directamente el problema global al que nos enfrentamos, utilizando Lanzarote y el surf como argumento.  Esperamos conseguir que el departamento de comunicación de la Reserva de la Biosfera esté dispuesto a subvencionarlo. Sí no, lo haremos igualmente.

Podrías compartir con nosotros consejos para llevar vidas más sostenibles y que contribuyan a conservar nuestro medio ambiente.

9Creo que todo empieza con tomar conciencia de quienes somos dentro de este planeta y respetarlo.

Intentar consumir el menor plástico posible. Evitar que la gente a nuestro alrededor contamine sin conocimiento; transmitir el mensaje. Cuidarlo es cuidarte.

Lo que sientes es cierto, no estás solo. El aire que  nos separa es el mismo que nos une.

 

Isabel Romero Holst

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *