Una vista al océano

Foto de James Watt/NOAA

«En cada playa curva, en cada grano de arena, hay una historia de la Tierra». Rachel Carson, ambientalista.

El océano es lo más grande, misterioso y complejo que tiene la Tierra; su historia, su composición y su rol en este planeta es de tanta relevancia que influye en la vida de cada ser que habita este mundo, desde el organismo más sencillo hasta el más complicado de todos se ven afectados por la inmensidad del océano.

En las notas científicas anteriores se ha hablado de forma breve acerca del cambio climático y acerca de la fauna que habita los océanos, pero no se ha explicado sobre estos cuerpos de agua que son tan relevantes como los animales y plantas que viven en ellos. Es de suma importancia conocer al océano pues ocupa el 71% de todo el planeta.

Los océanos están compuestos por tantos elementos que si me pusiera a listar sus componentes tal vez me ocupe más espacio de lo necesario, pero se puede mencionar a la arena que lo acompaña. La arena, al igual que todo, tiene su historia y es el producto final de muchas cosas que incluyen a las rocas descompuestas, los subproductos orgánicos y las heces de toda fauna marina. Esta gran acompañante del océano es hogar de miles de animales y plantas.

¿Sabías tú que el sonido viaja más rápido en el agua que en el aire? Esto es una aseveración. La distancia que recorren las ondas de sonido depende tanto de la temperatura del océano como de la presión, así pues, las ondas de sonido irán más rápido a menor profundidad.

El océano es capaz de brindar a los seres humanos curas para muchas enfermedades, es una de las fuentes principales de alimentos de nuestra especie, también nos da trabajo y, por tanto, una estabilidad económica. Sin embargo, hay que cuidarlo. La sobreexplotación de animales marinos conlleva a consecuencias negativas para toda vida que habita en estos ecosistemas y también para nosotros los humanos. Toxinas dañinas de las algas, mariscos contaminados y grandes pérdidas de hábitats marinos son consecuencias del mal trato que se le da al océano.

sound
Imagen obtenida de oceanservice.noaa.gov

Por otro lado, tenemos el ruido del océano que es la acumulación de sonidos hechos por las actividades humanas que interfieren en la habilidad de la fauna marina para escuchar sonidos naturales del océano. Los animales marinos usan el sonido como su mejor medio de comunicación, lo usan para entenderse, buscar alimento, evadir depredadores, localizar hábitats, hallar presas, encontrar parejas, navegar, y para otras cosas. Las actividades antropogénicas han causado grandes repercusiones en la distancia que viaja el sonido que producen los animales interponiéndose en su propósito.

Imagen obtenida de Racing Extinction
Imagen obtenida de Racing Extinction

La importancia de cuidar al océano es tan grande que no podemos seguir dándonos el lujo de tratarlo como nosotros queramos con tal de satisfacer nuestras propias necesidades. No más. Es tiempo de tratar al océano como se lo merece, con respeto y con cuidado. Los océanos retienen el 93% del calor que entra en la atmósfera terrestre, permitiendo que la Tierra esté a una temperatura promedio para poder mantener estable la salud del planeta. Si seguimos botando más plástico a los océanos, éstos se calentarán tanto que no podrán mantener más la vida de las especies.

Las personas cuidamos lo que conocemos, entonces les invito a conocer más acerca de los océanos y de las diversas maneras de ayudarlo a recuperar sus capacidades originales para preservar la vida marina y terrestre que depende de ellos.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *