Zero waste, el estilo de vida con cero basura

Instagram zero waste home

Una cultura emergente motiva el rediseño de consumo y recursos del día a día. La primera vez que se escuchó sobre el tema fue en los 70´s con una empresa de California llamada Zero Waste System Inc, pero con el tiempo, el concepto mutó a una “comunidad de cero residuos”. Un estilo de vida que su objetivo es generar cero basura, que en inglés se traduce como zero waste.

Existen restaurantes, cafeterías y tiendas de ropa que actualmente eliminan el uso de materiales tóxicos, como plásticos desechables y bolsas plásticas. La idea principal es dejar de producir basura e influenciar en las regulaciones de envases y diseños de productos, pues ven cómo en el reciclaje no se dan resultados de consumo y productos descartados.

Una de las personas que más ha inspirado a este movimiento se dio a conocer durante su charla en Tedx Talks. Llegó al escenario vestida de negro, mostró sencillez en su postura y enganchó al público con su entrada: «Esto es todo lo que he generado de basura en mis últimos tres años». Se trata de la estadounidense Lauren Singer, quien al mostrar su basura en un frasco, explicó el por qué decidió una vida zero waste.

En la charla, Lauren comentó que estudiar sobre medio ambiente no era suficiente sin una acción en su estilo de vida. Entre todas sus cosas, tomó especial atención en su refrigerador donde  tenía tanto plástico como aquella compañera en la universidad, a quien cuestionó por su excesivo consumo de plástico. “Yo era como esa chica”, reconoció antes de optar por dejar su uso.

Algunos años antes, Bea Johnson, compartía la experiencia en su blog que llamó The Zero Waste Home. Ella, una francesa esposa y madre de dos hijos en California, cuenta cómo logró envolverse en esta acción a partir de 2008. Fue un proceso, según contó en su blog, que comenzó con cambios de shampoo, maquillaje, compras en el mercado y ropa. «Lo importante es rehusar» y ese mensaje se ha reflejado en las personas que han abierto locales de zero waste en el mundo, inspirados en su libro.

Bea comparte cómo tomar una postura contra los residuos innecesarios con la aplicación de las 5R’s: Rechazar, Reducir, Reutilizar, Reciclar y Rotar. Ella intenta registrar su estilo de vida y demostrar que el zero waste no sólo puede ser “elegante”, sino también dar lugar a beneficios significativos para la salud,  además de ahorrar dinero.

«Cradle to grave» (La cuna a la tumba), una frase que explica ese concepto de la fabricación de un producto lineal, que solo va directo a su desecho y es lo que  quiere evitar este movimiento. El acceso a la información a través de las redes sociales, permite que esta comunidad se muestre con tan solo buscar el HT #ZeroWaste y donde se comparten trucos y sugerencias para comenzar a cambiar a este ritmo de vida.

Personas interesadas en dejar de crear basura a partir de sus compras. Pues al ingresar a mercados  o tiendas donde pueden consumir o llevar productos en bolsas de tela o frascos, comienzan a descartar el uso de plásticos. Y es que el primer paso es observar cuánto y qué plásticos utilizas en gran medida.

Otro ejemplo es la ropa de segunda mano, pues utilizas y obtienes artículos en buen estado para no generar más ropa que puede llegar a la basura con poco tiempo de uso.

Douglas McMaster, fundador y chef de Silo, también es otro rostro de este movimiento con su restaurante en Brighton, Inglaterra. En su local no utiliza empaques, ni químicos y muestra su criterio acerca de la demanda de la industria de comida. Por ello, trabaja en un menú simple e inspirado en una producción más natural.

Sunday's at Silo ✌🏼️

A post shared by Silo Brighton (@silobrighton) on

Sus defensores sostienen que se trata de una eliminación de residuos que además reduce costos por la menor cantidad de materias primas necesitadas. La comunidad crece al extenderse en reuniones y eventos donde difunden su mensaje de cero residuos.  En tu caso ¿revisarías que es lo que tienes en tu refrigerador últimamente?

 

Foto principal: Instagram @zerowastehome.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *